“Sólo el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, ha sido capaz de cumplirnos”, así lo expresaron las familias beneficazas con 35 viviendas nuevas en el municipio de El Tuma – La Dalia, Matagalpa. 

 

Son precisamente las familias firmantes de los Acuerdos de Las Tunas, que lo único que lograron de los gobiernos libero-conservadores, fue la firma de los mencionados acuerdos, mismos que jamás se materializaron porque no hubo interés de parte de esos llamados gobernantes.

 

El proyecto que está a cargo de la municipalidad de El Tuma-La Dalia, en su condición de Entidad Auxiliar, lleva por nombre “La Dalia, Fraternidad y Siempre Viva”, se ejecuta en la Comarca La Estrella y Comunidad El Tigre.

 

Es del tipo concentrado, consta de 35 viviendas nuevas, construidas con paneles prefabricados de madera de pino curado, tienen un área construida de 36 metros cuadrados completamente cerrados, sobre terrenos de aproximadamente 400 metros cuadrados.  El techo de zinc tiene como soporte cuartones y clavadores también de pino curado, ventanas de aluminio y vidrio y piso embaldosado fino de concreto.

 

Con estas viviendas, que son apenas el inicio de la solución a estas familias que históricamente han luchado en defensa de sus derechos, unas 180 personas mejoran sus condiciones de vida y de habitabilidad.

 

Aquí, la inversión del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, rebasa los cuatro millones de córdobas en concepto de subsidios, especialmente por las condiciones de pobreza extrema en que habitan sus beneficiarios y se financia con fondos provenientes del préstamo que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otorgó a Nicaragua en 2007, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Alcaldía de El Tuma – La Dalia, y el significativo aporte de los beneficiarios, que por sus condiciones económicas lo entregan en mano de obra.